Dangerousness
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Inhumano cautiverio para infectados de VIH/SIDA en prisión oriental de Cuba

    Inhumano cautiverio para infectados de VIH/SIDA en prisión oriental de Cuba
    Por Magaly Norvis Otero Suárez/ HABLEMOS PRESS.

    LA HABANA.- Enfermos del Virus de inmunodeficiencia Humana VIH/SIDA
    sufren condiciones insostenibles como reos que cumplen condena en la
    prisión especial El Caguayo, ubicada en la carretera Dos Caminos,
    municipio San Luis en la provincia Santiago de Cuba.

    La situación de los enfermos la denunció Yoel Acosta Game, confinado en
    este establecimiento penitenciario. Oriundo del municipio Baracoa,
    provincia de Guantánamo, fue sancionado por el delito de Peligrosidad
    Social Pre Delictiva por disentir y no estar de acuerdo con el régimen
    cubano.

    Acosta Game describe los tratos inhumanos que reciben los recluidos, la
    pésima atención médica y la insuficiente alimentación carente de
    proteínas que se les suministra. Hace énfasis en la inadecuada higiene,
    escasa agua potable y el trato que reciben los reclusos.

    La cárcel El Caguayo tiene una población penal de alrededor de 120
    reclusos. Noventa y seis de ellos permanecen en total encierro las 24 horas.

    En su declaración, el denunciante establece que: “En las mañanas no
    tenemos electricidad. La alimentación es pésima. No dan plato fuerte en
    las comidas. El agua potable está contaminada. No nos garantizan ningún
    cuidado y no podemos reclamar porque, si lo hacemos, nos encierran en
    una celda de aislamiento” (castigo).

    Alejandro Guzmán, otro de los reos del centro penitenciario, explica que
    “nosotros normalmente deberíamos recibir un tratamiento especial, como
    darnos la visita cada 21 días, disponer priorizados los medicamentos,
    tener una dieta reforzada. Pero la realidad es otra. Parece que esa
    dieta se la están comiendo los guardias castro-comunistas, porque a
    nosotros lo que nos están dando es agua de chícharo malo, malo, malo. Se
    pasa hambre”.

    Según la Organización Mundial para la Salud (OMS), la Organización
    Panamericana de la Salud y otros organismos internacionales, toda
    persona que padezca VIH-SIDA debe de mantener una alimentación
    adecuada, rica en proteínas y minerales.

    Además, Guzmán agrega que en este centro mal llamado especial, el médico
    los visita cada 10 días. Además, no garantiza los medicamentos. El
    galeno entrega la receta al enfermo para que los familiares busquen
    los remedios en la calle.

    “Aquí hay personas que están en fase terminal, y muchos contagiados de
    otras enfermedades oportunistas que no reciben atención médica. En
    lugar de trasladarlos para un hospital, los mantienen sin ningún tipo de
    condiciones adecuadas”, asegura.

    El mensaje de los prisioneros se tensa cuando todos señalan la conducta
    de los custodios del penal: “El trato de los carceleros es malísimo. Si
    se les convoca porque un enfermo se siente mal o necesita algo, son
    indiferentes al llamado y no acuden. Además, hay que hacer lo que ellos
    digan o te dan golpizas”.

    La situación de estas prisiones es realmente alarmante por el cúmulo
    adverso que padecen los convictos enfermos: aislamiento, mala e
    irregular asistencia médica, pésima alimentación, inadecuada higiene,
    maltratos corporales y morales así como la amenaza de confinamiento en
    celdas de castigo si protestan por el maltrato recibido.

    Acosta Game asevera que Luis Martínez Barrientos es uno de los casos de
    enfermos más críticos. Además de VIH, sufre otras enfermedades que no
    son tratadas.

    “Luis Martínez está muy enfermo. Tiene crecimiento en el corazón,
    problemas serios en el hígado, neumonía, y ahora le está saliendo una
    mancha en el cuerpo que aun no se determinó qué es. Y las condiciones
    aquí no son nada favorables a su estado de salud. Lo tienen sin ninguna
    atención, ni medicación. Hay días que no se levanta de la cama. Se
    morirá esperando que lo lleven a un hospital”, dijo.

    En una llamada realizada al Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri
    centro que atiende a los enfermos del VIH/SIDA, esta periodista indagó
    si conocían de la situación que padecen los reos enfermos en la cárcel
    El Caguallo. La persona que respondió, sin identificarse, dijo: “Soy
    una simple secretaria. Esto es la Dirección General del Instituto de
    Investigaciones. Llama al 7 831 9273, a la Doctora Maricela Dantero, que
    radica en la Dirección Nacional de Atención a pacientes viviendo con
    VIH. Ellos son los que atienden eso”.

    Fue inútil tratar de establecer comunicación con la Dra. Maricela
    Dantero. La persona que atendió al teléfono, al realizarle las preguntas
    y sin identificarse, contestó: “Eso tiene que verlo en Atención a la
    Población. No puedo darle información ninguna. Nosotros no la tenemos.
    Diríjase a los servicios médicos del MININT” (Ministerio del Interior).

    Al ser consultado sobre el tema, Elizardo Sánchez Santa Cruz, Presidente
    de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional,
    expresó:

    “Exactamente no se ha podido registrar el número de prisiones de este
    tipo que existen en Cuba”. Pero aseguró que al menos 8 se conocen y una
    de ellas es El Caguayo, que abarca las regiones de Santiago de Cuba,
    Guantánamo y Holguín.

    El pasado mes de noviembre del 2015, el órgano oficial del Partido
    Comunista de Cuba, Granma, resaltó la visita de Michel Sidibé director
    ejecutivo del Programa Conjuntos de Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA
    (Onusida). Junto a una delegación recorrió instalaciones de la salud,
    entre ellas el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí y el Centro
    Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

    Sin embargo en esta información no se incluyó si los visitantes fueron a
    las cárceles donde los reclusos enfermos de SIDA enfrentan condiciones
    infrahumanas. Esto resulta extraño porque presos o no, todos los
    infectados padecen el mal y deben estar en las condiciones adecuadas a
    su padecimiento. Se supone que el visitante debe interesarse por todo
    ello. Sin embargo, al respecto la información oficial publicada indica
    que esta gira dirigida no contó con solicitud o interés alguno por parte
    del funcionario de la ONU. Sencillamente no los tuvo en cuenta.

    En Cuba, con una población de 11.1 millones de habitantes, se
    diagnosticaron como seropositivos casi 22 mil personas desde que se
    reportó el primer caso de SIDA en el 1986, y “más de 18 mil aún viven”,
    según la televisión local.

    Fuentes oficiales afirman que la epidemia en Cuba está bajo control. Un
    informe del gobierno cubano entregado al Programa Conjunto de las
    Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA), en el 2014, cifra en 19,781
    los casos diagnosticados de VIH desde 1986 y hasta fines del 2013. De
    ellos han fallecido 3,302. La prevalencia conocida hasta diciembre del
    2013 es de 16,479 personas con VIH.

    Source: Boletín de noticias Hablemos Press – Misceláneas de Cuba –
    www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/5696d8cc3a682e1798a7afee#.Vpe1NhUrLjY

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *