Dangerousness
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Por qué le teme el régimen a las Damas de Blanco?

    ¿Por qué le teme el régimen a las Damas de Blanco?
    HILDEBRANDO CHAVIANO MONTES | La Habana | 19 Ago 2015 – 11:04 am.

    ¡Ahí van las Damas de Blanco!, exclama Susana, mientras por la avenida
    que bordea el mar pasan cuatro ómnibus, precedidos de policías
    motorizados y seguidos por media docena de autos patrulleros, una
    ambulancia, y otros vehículos sin identificación. Cada domingo es igual,
    conforman un grupo de mujeres desobedientes, testarudas, que persisten
    en asistir a misa en la Iglesia de Santa Rita, en la 5ª Avenida, y
    pasear sus gladiolos como símbolo de paz, amor y esperanza.

    Cada domingo se repite la historia de impedirles su derecho a
    manifestarse pacíficamente. Entre golpes, empujones, insultos y
    amenazas, las mujeres son detenidas, montadas en guaguas a la fuerza, y
    conducidas hacia las afueras de la ciudad.

    Casi nadie lo nota, la gente no sabe quiénes van en los ómnibus, parece
    que ni siquiera ven pasar la procesión de abusadores y abusadas, ni les
    llama la atención el exagerado despliegue policial.

    ¿Por qué le teme el régimen a un grupo de mujeres indefensas? Parece que
    las divisiones internas, errores y campañas difamatorias no han logrado
    debilitarlas, y en lugar de entablar un diálogo constructivo, el
    Gobierno prefiere tratar de someterlas y quebrarlas en su voluntad, lo
    cual no parece que vaya a lograr.

    Mientras tanto, la imagen de Raúl Castro se desgasta hasta el punto de
    que los mismos agentes de la represión pueden encontrar sin sentido los
    habituales operativos policiales y verse en la situación de preguntarse
    el por qué reprimen a las mujeres si por su número, nivel de
    peligrosidad delictiva y actividad que realizan, no constituyen una
    amenaza para nadie, ni siquiera se defienden cuando son agredidas.

    Si se analizan las marchas de ese grupo de cubanas como una alteración
    del orden público, podrán preguntarse entonces por qué se permiten los
    Desfiles del Carnaval con toda su secuela de puñaladas y cabezas rotas.
    Y en un final, si es porque las Damas de Blanco no están de acuerdo con
    las nuevas relaciones Cuba-EEUU, tampoco lo está Fidel Castro.

    Parece que la respuesta a las hipotéticas interrogantes de los agentes
    de la Policía Nacional y oficiales de la Seguridad del Estado que cada
    semana participan del bochornoso espectáculo, podría estar en la
    debilidad real del sistema comunista cubano, que sufre una serie de
    nuevas amenazas internas y externas, como la disconformidad de la
    ciudadanía con el lento avance de las reformas y el cambio de política
    del gobierno norteamericano que de la hostilidad ha pasado al romanceo.

    En medio de una situación tan cambiante para un régimen acostumbrado a
    que nada cambiara durante decenios, las Damas de Blanco constituyen un
    peligro, representan el desafío insolente a la dictadura, y lo mejor de
    todo es que el Gobierno y el Partido Comunista saben que ya estas
    mujeres ganaron la pelea, porque el no rendirse a las arbitrariedades de
    la dictadura es vencer.

    Puede ser que en ocasiones a algunos les entre el desánimo y les digan
    que es suficiente, que no se expongan más, que ya sus esposos fueron
    excarcelados, pero ellas llevan consigo el mensaje martiano de que
    “cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en
    sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza
    terrible contra los que les roban a los pueblos la libertad, que es
    robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres,
    va un pueblo entero, va la dignidad humana”.

    De acuerdo con las palabras del Apóstol, estas mujeres están incluidas
    en la historia de Cuba, en la historia de la dignidad de los cubanos.
    Las Damas de Blanco lavan cada domingo la vergüenza del pueblo aunque
    terminen montadas en ómnibus y tratadas como vulgares delincuentes. Esa
    es su misión y a eso le teme el dictador.

    Source: ¿Por qué le teme el régimen a las Damas de Blanco? | Diario de
    Cuba – http://www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1439975040_16404.html

    Tags: , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *