Dangerousness
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    En Cuba eres culpable hasta que se demuestre lo contrario

    En Cuba eres culpable hasta que se demuestre lo contrario
    “En las cárceles cubanas hay un montón de personas inocentes y están
    tras las rejas solo por presunción de la policía o de la fiscalía”. En
    el sistema legal cubano impera el tráfico de favores y la corrupción”
    VIOLACIONES LEGALES
    LA HABANA.-IVÁN GARCÍA
    Especial

    Jorge Luis todavía sigue cargando con el estigma de presunto
    delincuente. En el verano de 2013 fue detenido tras una espectacular
    redada policial en su casa de la barriada habanera de La Víbora.

    “Fui acusado de ser el autor intelectual de varios robos con fuerza.
    Estuve detenido, primero en la unidad territorial del DTI, en 10 de
    Octubre, y luego tres semanas en 100 y Aldabó. Después me trasladaron a
    prisión preventiva en Valle Grande, a esperar el juicio. La policía no
    tenía pruebas sólidas. Sólo pesaban mis antecedentes penales. Tras cinco
    meses de encierro fui puesto en libertad por falta de pruebas. Ningún
    tribunal u oficial de la Policía me dio una disculpa. El Estado no
    reparó monetariamente esa arbitrariedad. En Cuba, un sospechoso es
    culpable de antemano. La pesquisa policial y las investigaciones son
    espantosamente malas. En las cárceles cubanas hay un montón de personas
    inocentes y están tras las rejas solo por presunción de la policía o de
    la fiscalía”, relató Jorge Luis.

    Supuestamente, la jurisprudencia en la isla dictamina que un ciudadano
    es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Pero en la práctica la
    maquinaria legal hace lo contrario.

    “Peligrosidad social”

    Tener antecedentes penales, actas de advertencias o simplemente un
    perfil que las autoridades consideren sospechoso, es un lastre que dura
    toda la vida.

    “Estuve preso siete años por matar vacas. Desde que salí de prisión no
    he podido encontrar un trabajo bien remunerado. Los exreclusos sólo
    tenemos cabida en la construcción, como sepultureros o cazadores de
    cocodrilos en la Ciénaga de Zapata. Esa historia de la benevolencia de
    la revolución con quienes han cometido delitos comunes es mentira. Somos
    reos del sistema para siempre”, señaló Diosbel, que consiguió una plaza
    como limpiador de parques.

    En el modelaje policial cubano hay una metodología racista. En
    operativos o redadas, mestizos y negros son siempre sospechosos y se les
    detiene sin haber cometido delito alguno. Sucede igual con jóvenes que
    las autoridades consideran extravagantes. La llamada ‘peligrosidad
    social’ es una norma abiertamente fascista.

    Desprotección ciudadana

    A las personas se les sanciona solamente por presunciones. La
    desprotección ciudadana y el desconocimiento de las leyes son
    proverbiales en Cuba.

    “La incultura jurídica en nuestro país es grande. Pocos conocen la Ley
    de Procedimiento Penal. Ni siquiera sus derechos. Las autoridades
    pisotean las normas con una frecuencia pasmosa. Los tribunales forman
    parte de la maquinaria del Estado. No tienen autonomía ni independencia.
    Un abogado defensor es casi un pelele. Si el Estado decide aplicar una
    sentencia ejemplarizante, no te salva ni Dios. Los más desprotegidos por
    las leyes son los opositores políticos”, argumentó un joven letrado que
    labora en un bufete estatal.

    En El Calvario, poblado en las afueras de La Habana, en el otoño de 2010
    la abogada disidente, Laritza Diversent, abrió una oficina para asesorar
    a ciudadanos que consideran que sus derechos son vulnerados.

    En la planta baja de su casa atiende más de 130 casos mensuales. La
    consultoría se llama Cubalex, en ella trabajan nueve abogados y un
    experto en asuntos médicos.

    Laritza Diversent considera que las deficiencias en el procedimiento
    policial y las fallas de los mecanismos jurídicos y legales son usuales.
    “La ciudadanía tiene una profunda ignorancia sobre sus derechos y
    deberes. Incluso agentes de Seguridad del Estado y de la policía
    desconocen muchas normas jurídicas vigentes. En registros, detenciones o
    citaciones las violaciones son flagrantes”, subrayó.

    Luego añadió: “algunas de nuestras normas penales están desfasadas. Se
    rigen por arcaicas leyes de la etapa del colonialismo español. Más que
    desmontar todo el sistema legal, pienso que se debe renovar”.

    Según Augusto, con 40 años de experiencia en el ejercicio del Derecho,
    “cuando un cliente contrata a un abogado, lo que prima es si tiene
    buenos contactos en la Policía y la Fiscalía. Más que el talento que
    pueda tener, lo que vale son sus conexiones. En el sistema legal cubano
    impera el tráfico de favores y la corrupción”.

    El castigo a los disidentes

    Viejo zorro en los vericuetos legales, Augusto piensa que hay casos y
    casos. “Cuando son expedientes por delitos menores o de cuello blanco
    sin mucha repercusión mediática, si sabes dónde mojar con plata, el
    acusado puede salir en libertad o estar presos unos pocos meses. Ya en
    los casos de asesinatos, robos sonados o matarifes de reses, la sanción
    está predeterminada. Ni el mejor abogado del mundo puede impedirlo. Y
    los disidentes ni se diga, su castigo viene dictado de arriba”.

    Varios abogados consultados están convencidos de que el viejo axioma
    jurídico de ‘inocente, hasta que se demuestre lo contrario’, es letra
    muerta en la Isla.

    También están los personajes intocables. Por encima de la Ley. Que no
    rinden cuentas ni pagan por sus delitos o violaciones legales.

    Como el general Rogelio Acevedo, involucrado en un caso de corrupción. O
    Antonio Castro, el playboy de la burguesía verde olivo, que viaja en
    yate por Grecia y alquila cinco suites por mil euros la noche en
    Turquía, sin dar explicaciones de dónde procede el dinero.

    En Cuba, como en cualquier autocracia, las leyes se hicieron para los
    otros. No para los que gobiernan.

    Source: En Cuba eres culpable hasta que se demuestre lo contrario ::
    Diario las Americas :: Cuba –
    http://www.diariolasamericas.com/4847_cuba/3266217_cuba-corrupcion-cuba-sospechoso-antemano.html

    Tags: , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *