Dangerousness
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    La lista de Lamrani

    La lista de Lamrani
    Luis Cino (PD)

    LA HABANA, Cuba, septiembre (www.cubanet.org) – Para el periodista
    francés Salim Lamrani (Cuba y el número de "prisioneros políticos"), no
    es para nada confiable la lista de 141 prisioneros políticos cubanos
    elaborada por Elizardo Sánchez Santa Cruz y la Comisión de Derechos
    Humanos y Reconciliación Nacional.

    No es extraño. Lamrani, un incondicional alabardero de la dictadura
    cubana, prefiere creer a pie juntillas la versión de que en Cuba no hay
    presos políticos, y mucho menos los 27 prisioneros de conciencia que
    refiere Amnistía Internacional en su lista de agosto 15 de 2010, sino
    "personas convictas de crímenes listados en el código penal,
    particularmente por el hecho de recibir fondos de una potencia extranjera."

    No obstante los asquitos y fruncimientos de ceño, Lamrani se esfuerza
    por ser "objetivo" y se enfrasca, híbrido de bodeguero tacaño y de
    alguacil del Ministerio del Interior (MININT), en un bizarro conteo de
    presos en el que sólo faltan los silbatos y las tonfas de los carceleros.

    Lamrani objeta a la lista de Elizardo Sánchez y la CDHRN que incluya a
    10 personas con licencia extrapenal por motivos de salud que pueden ser
    devueltos a la cárcel cuando el gobierno lo estime conveniente, y a 27
    reclusos que pudieran ser liberados antes de octubre (y probablemente
    desterrados).

    El periodista francés argumenta que de los 100 individuos restantes,
    alrededor de la mitad cometieron "crímenes violentos", y destaca el caso
    de los dos terroristas salvadoreños que colocaron bombas en hoteles
    habaneros en los años 90.

    También incluye a secuestradores de aviones y embarcaciones que tuvieron
    la suerte de no ser fusilados como escarmiento, y a cuatro ex militares
    convictos de "espionaje o de revelar secretos de Estado" en un país
    donde sabemos que secreto de Estado puede ser desde la salud del
    Comandante hasta la cantidad de quintales de plátanos que se perdieron
    en Alquízar porque no había camiones para recoger la cosecha.

    Por tanto, Lamrani concluye que después de liberar a las otras 27
    personas incluidas en los acuerdos de junio de 2010, quedaría sólo un
    prisionero político en Cuba, Rolando Jiménez Posada, un ex –integrante
    del Ministerio del Interior acusado de desobediencia y también (cómo no)
    de "revelar secretos de Estado".

    Aun si aceptáramos su cálculo, sería bueno que Lamrani tuviera en cuenta
    los varios centenares de personas para nada violentas que en un país con
    leyes medianamente normales no estarían en prisión, y que en Cuba están
    presos (aunque el gobierno y sus alabarderos en el exterior les nieguen
    el estatus de prisioneros políticos) por aberraciones jurídicas
    frecuentemente aplicadas contra los disidentes y todos los que se les
    parezcan, tales como el desacato, la desobediencia y la peligrosidad
    social pre-delictiva.

    ¿Habrá escuchado hablar Salim Lamrani, por ejemplo, del ex-deportista
    José Ángel Luque Álvarez, condenado por desacato en el año 2007, que ya
    cumplió su condena, sigue preso y ahora mismo está en huelga de hambre
    en Cienfuegos en manos de la Seguridad del Estado?

    ¿Casos como ese serán presos políticos? Dejo la respuesta a Salim
    Lamrani como tarea para la casa. Si de veras quiere ser objetivo, que
    responda después cómo va su cuenta acerca de la cantidad de presos
    políticos en Cuba.

    Enlace: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=111491 (tomado de
    Huffington Post, 24 de agosto)

    luicino2004@yahoo.com

    http://www.cubanet.org/CNews/year2010/sept2010/10_C_3.html

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *