Dangerousness
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Plazas vacantes

    Plazas vacantes
    Jorge Olivera Castillo, Sindical Press

    LA HABANA, Cuba, octubre (www.cubanet.org) – Es posible que no pocos
    candidatos vayan tras la carnada, a conciencia de que van a ser
    atrapados por el Estado, dueño de todos los avíos, encerronas y atropellos.

    El cebo, esta vez, viene de la Empresa Importadora y Exportadora del
    Ministerio de la Industria Ligera. La entidad ofrece la posibilidad de
    cubrir varias plazas: especialista en compra y venta del comercio
    exterior, jurista de comercio internacional, especialista B en gestión
    económica, especialista C en gestión comercial, técnico A en gestión
    económica y especialista en información comercial.

    El cóctel de ofertas comienza en el ridículo y termina en la ofensa. Tal
    definición se justifica a instancias de los salarios que devengarán
    quienes finalmente acepten las propuestas.

    Habrá personas que, a pesar de esos obstáculos, irán a disputarse las
    plazas. Algo natural en un país donde se penaliza la desocupación,
    incluso con la cárcel, bajo un precepto jurídico conocido como
    "peligrosidad social pre-delictiva". A través de este instrumento
    "legal" el gobierno mantiene tras las rejas a decenas de miles de
    ciudadanos, ante la suposición de que podrían ser protagonistas de algún
    delito en el futuro.

    No tener vinculación laboral en Cuba se considera un acto
    contrarrevolucionario. Las pocas actividades particulares autorizadas no
    son del agrado de las autoridades. Al margen de la concesiones hechas en
    este sentido, se esconden sutilezas, con el ánimo del boicot para
    impedir que se fortalezca un sector contrapuesto al régimen, que lo
    controla todo. Agobiantes exigencias y supervisiones, draconianos
    impuestos, entre otras modalidades de hostigamiento, determinan que
    miles de personas que optaron por esta forma de procurarse el sustento,
    hayan desistido.

    Quizás no le resulte complicado al Ministerio de Industria Ligera
    (MINIL), conseguir la empleomanía que necesita. Los que finalmente pasen
    a ocupar los puestos, lo harán por motivos ajenos a los que deberían
    mover a cualquier trabajador, independientemente de la sociedad y al
    país que pertenezca. Es decir aportar el máximo de sus capacidades a
    cambio de una retribución acorde con los esfuerzos invertidos en cada
    jornada laboral.

    A ninguno se le ocurrirá pensar en una posibilidad de tal naturaleza.
    Estarán allí por pura rutina, mirando el reloj hasta que llegue la hora
    de salida. En el ámbito laboral cubano, eso de "a cada cual según
    trabajo y de cada cual según su capacidad", queda en el terreno de la
    retórica.

    El robo en los centros de trabajo y los bajos índices de productividad,
    son los carriles de la vieja locomotora socialista que insiste en
    continuar la marcha hacia el barranco, sin prestarle atención a las
    señales de advertencia.

    Como fundamento a estos pronósticos, obra la nota sobre el salario a
    recibir por los potenciales empleados en la empresa mencionada. El más
    alto es de 395 pesos, alrededor de 15 pesos convertibles. A esto podría
    añadírsele el aumento del 30 por ciento del sueldo básico si el
    resultado, al final del mes, es bueno.

    De producirse esto, el monto a cobrar ascendería a 514, es decir, 20
    pesos convertibles, datos tomados del periódico Tribuna de La Habana.
    Obviamente, el análisis corrió por mi cuenta.

    Tal vez Jesús Álvarez Ferrer, director de Tribuna, haya pensado en estos
    cálculos. Escribirlos o citarlos no está en el orden de sus intenciones.
    Tal vez espere por un momento más oportuno. Por ahora seguirá en el
    equipo de los que pretenden tapar el sol con el dedo pulgar.

    oliverajorge75@yahoo.com

    Cuba: Plazas vacantes (5 October 2009)
    http://www.cubanet.org/CNews/y09/octubre09/05_C_3.html

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *