Dangerousness
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    LA LEY DE PELIGROSIDAD EN CUBA, EL POR QUÉ Y LOS OBJETIVOS PERSEGUIDOS POR EL GOBIERNO

    LA LEY DE PELIGROSIDAD EN CUBA, EL POR QUÉ Y LOS OBJETIVOS PERSEGUIDOS
    POR EL GOBIERNO
    2007-10-20.
    Álvara Yero Felipe, Agencia Libre Asociada (ALAS)

    La medida pre-delictiva o Ley de Peligrosidad Social, como se le conoce
    en Cuba, fue creada por el Gobierno de la Isla para llevar a prisión a
    toda persona que decida no emplearse en una empresa estatal.

    El nacimiento de esta ley obsoleta se debe a varios factores. En primer
    lugar, el Gobierno es el único empleador al no generar recursos
    laborales que estimulen económicamente por su exsaservado control sobre
    los medios de producción.

    Truncan toda puesta en marcha de nuevas ideas de origen independiente en
    sentido económico o polítco. Lo que sin duda alguna, abrirían una puerta
    a las reformas políticas que traerían el definitivo derrumbe de la
    economía centralizada existente, y esto traería consigo que se produzca
    una liberación económica y el surgimiento de empesas privadas como
    tendencia al libre mercado.

    Al no permitir estas ideas el Gobierno cubano, sufre la economía un
    deficit presupuestario, mientras que las empresas, algunas quiebran y
    otras operan con grandes pérdidas económicas. Incompatibles con el
    factor que se busca con una empresa, que no es más que el crecimiento y
    búsqueda del capital.

    Por tanto, estas empresas a su vez, gastan recursos energéticos,
    humanos, económicos y sociales que las sumen en un caos que se agudiza
    en pocos años. Sus trabajadores al no persivir un estímulo económico
    desisten del interés en sus labores; abandonan el trabajo y se genera
    con esto el otro problema social del desempleo.

    Ahora bien, el Gobierno, conociendo la situación pero empecinado en su
    incosteable y obsoleta política, omite esta ley o medida que le confiere
    facultad a las autoridades policiales para declarar que un individuo es
    peligroso dentro del medio de convivencia, mediante, aceptable, debido a
    que no genera una utilidad social por esfuerzo propio, acatando la única
    regla gubernamental del empleo estatal, ya que el gobierno no observa
    con buenos ojos, la escasa permisivilidad de la prestación de servicio u
    empleo por cuenta propia.

    Esta medida coacciona y limita al individuo en su derecho a la vida y a
    la libertad ya que es usada por la policía y los tribunales del estado
    cubano con su ingnominia y con desventajas para los ciudadanos a los
    cuales detienen con sorpresa, con previa redacción de documentos sin el
    debido conocimiento de los civiles ni sus abogados, donde en cuyos
    sumarisimos procesos judiciales, cualquier cosas puede bastarles a las
    autoridades judiciales para incriminar con una tentativa, y dictar una
    sentencia de 4 u 8 años de prisión, ya sea a un hombre o a una mujer.

    Esta medida totalmente inaceptable para la sociedad en todo su conjunto,
    no solo atemoriza a los ciudadanos (incluidos los policías) pues genera
    grandes flagelos. El primero, la desconfianza y seguridad de los civiles
    hacia sus autoridades, así como otras más peligrosas para la seguridad
    nacional. La divición y odios fraticidas, la improductividad dilectiva,
    y a la larga daña de igual forma al gobierno pues fortalece el
    descontento social, aumenta la disidencia (con justa razón), y sienta
    con muchas fuerzas el peligro en cierne para el gobierno y el pueblo, de
    que al producirse un desmoronamiento del poder del gobierno, se generen
    fracciones populares y militares que compitan por el poder con métodos
    violentos.

    El Gobierno, sin duda, y los que hoy tienen responsabilidades en él,
    debieran ponerse a pensar en esto; renovar y cambiar paulatinamente su
    política, flexibilizándola a un sistema totalmente democrático, y de más
    oportunidades para todos, desechando de una vez y por todas, las leyes y
    preceptos jurídicos nocivos a la economía, la moral y la justicia.

    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=12264

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *