Dangerousness
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    La represión aumentó fuerte en Cuba con Raúl Castro

    La represión aumentó fuerte en Cuba con Raúl Castro
    Por Andrea Sambuccetti Infobae.com

    Así lo establece una minuciosa investigación realizada en la Isla. Poco
    y nada trasciende de la gestión del hermano de Fidel Castro. Pero
    Infobae.com habló con el autor del documento que dice lo que pocos saben

    Muchos se preguntan por qué no se produjo un movimiento de intenso
    cambio –como por ejemplo, un levantamiento social- en Cuba cuando el
    mandamás de la isla, Fidel Castro, traspasó en julio temporalmente sus
    funciones como líder de la revolución a su hermano Raúl.

    En cambio, todo pareciera estar igual, pese a la cantidad de pronósticos
    que advertían que el nuevo hombre al frente de Cuba es menos carismático
    y quizás más estricto que el ahora enfermo dictador.

    Cierto es que después del traspaso, "el régimen de la isla ha desplegado
    y despliega en estos momentos una fuerte campaña propagandística para
    que el mundo crea que en Cuba se ha iniciado un proceso de cambio y que
    la represión ha disminuido, dando paso a un nuevo gobierno más abierto,
    más moderno y pluralista", explica el Informe sobre Violaciones a los
    Derechos Humanos (DDHH) en Cuba; marzo-diciembre 2006, realizado por el
    Dr. Milton Castillo para Directorio Democrático Cubano.

    Lamentablemente, "los hechos demuestran lo contrario", asegura el
    especialista, quien se desempeña como Director Ejecutivo de la
    Consultoría Jurídica Interamericana de DDHH y anteriormente fue
    especialista en DDHH en la Comisión Interamericana de DDHH perteneciente
    a la OEA.

    "En el último semestre del año 2006 y en lo transcurrido del 2007 lo que
    ha primado dentro de Cuba ha sido una fuerte represión política contra
    activistas de derechos humanos y prisioneros políticos así como medidas
    cada vez más coercitivas contra la población en general en cuanto al
    derecho al desarrollo, autogestión económica, acceso a medios de
    información independientes y el derecho a desplazarse libremente", expresó.

    Luego de una ponencia, invitado por el Centro para la Apertura y
    Desarrollo de América Latina (CADAL), el Dr. Castillo aseguró en diálogo
    con Infobae.com que "el aparato represivo cubano no ha cesado, se siguen
    aplicando las mismas normas constitucionales y penales que avalan las
    violaciones de los derechos fundamentales de las personas".

    Por tanto, sostuvo que "quienes pensaron que con Raúl iban a haber
    ciertas mejoras en materia de DDHH se equivocaron".

    El documento de su autoría indica que "los reportes y denuncias enviadas
    en condiciones muy difíciles desde Cuba por activistas de DDHH,
    periodistas independientes, familiares de prisioneros políticos y por
    los propios prisioneros políticos, prueban el esfuerzo del régimen de
    Raúl Castro por militarizar las calles, reactivar las llamadas
    organizaciones de masas que no son otra cosa que organizaciones
    oficialistas y grupos paramilitares disfrazados de sociedad civil para
    agredir, repudiar, amenazar y discriminar a los que se atreven a
    demandar sus derechos".

    Consultado por Infobae.com acerca de si durante 2006 ocurrieron
    asesinatos, el experto indicó que "no ha habido fusilamientos, por lo
    menos, no se conocen, ni tampoco aplicación de la pena de muerte", sin
    embargo "ha habido tres muertes en prisiones" en ese período.

    De hecho, en el informe se citan a modo de ejemplo 66 casos sobre el
    tratamiento cruel, inhumano, severo y degradante que otorga el Estado
    cubano a la población penal en general, pero a los presos políticos en
    especial. Entre ellos: detención en celdas minúsculas donde por meses no
    puede ver la luz el preso; pisos de barro en los que abundan las ratas;
    falta de comida, negación a tratamiento médico, aislamiento,
    encarcelamiento lejos de la familia, donde no pueden recibir visitas,
    entre otros ejemplos.

    De julio de 2006 es uno de los casos más graves, el de Juan Carlos
    Calzadilla, opositor pacífico del régimen quien fue asesinado de tres
    tiros por la espalda que le atravesaron el pulmón derecho causándole le
    muerte instantánea en la prisión de Playa Manteca. "Este crimen sucedió
    cuando la víctima intentaba escapar, hecho que no justificó la acción
    del policía Vladimir Roche y del mayor Salazar. Se niega a los
    familiares a abrir el ataúd para verlo por última vez ni mucho menos,
    llevárselo", dice el informe.

    Hacia septiembre, en tanto, un periodista independiente informó del caso
    de Armando Martínez López, de 54 años, preso político al que se le negó
    asistencia médica pese a padecer una neuropatía crónica. Ese mismo mes,
    Alberto Licea Fuentes denunció que el personal médico y la guarnición en
    prisión Kilo 8 no brindan asistencia como ocurrió con José Luis Rondón,
    quien fue diagnosticado con un tumor en el cuello un año atrás y nadie
    lo atendió aún.

    En cuanto a detenciones arbitrarias, manifestó que "hay registrados
    cientos de casos de aplicación de peligrosidad –especial proclividad
    para cometer un delito y viola principios universales de legalidad y
    presunción de inocencia-, actos de repudio, de propaganda enemiga,
    clandestinidad de impresos hay 24 periodistas independientes presos, hay
    casi 370 presos políticos cumpliendo condena en las más de 200 cárceles
    y campos de trabajo".

    El documento testifica decenas de casos de acciones brutales, golpizas y
    detenciones por "pensar distinto". Uno de los casos ilustrativos es el
    de Bernardo Luis Ascanio y Yuniesky García López, opositores pacíficos
    que, el 25 de septiembre del año pasado, fueron golpeados salvajemente
    por miembros de las Brigadas de Respuesta Rápida y la Policía Nacional
    cuando pretendían averiguar por el paradero de otros dos opositores
    detenidos en la ciudad de Santa Clara. Tres semanas después, García
    López fue brutalmente golpeado por simpatizantes del gobierno cubano al
    salir de un hospital en el que se encontraba internado un amigo suyo,
    periodista y psicólogo independiente.

    Otro hecho se registró el 10 de octubre cuando Orestes Suárez Torres y
    Nancy González García fueron arrastrados por las calles de Ranchuelos en
    la provincia de Villa Clara, golpeados hasta obligarlos a decir vivas a
    Fidel Castro y humillados ante una multitud de personas que fueron
    convocadas sin conocer la razón a una plaza pública de esa localidad por
    la dirección de sus centros de trabajo, por el Partido Comunista de Cuba
    y otras entidades gubernamentales.

    Los casos parecen no terminar a lo largo de este documento al que
    accedió Infobae.com, de 185 páginas que refuerzan la idea de que, con
    Raúl, no ha cambiado nada en especial y continúa mucho de lo peor del
    régimen dictatorial.

    Consultado acerca de qué piensa que ocurrirá en el futuro, el consultor
    internacional indicó: "Una vez que fallezca o pase el régimen de Fidel
    Castro, no creo que Raúl dure más de dos años. Creo que el sistema
    político se va a caer por peso propio, que va a haber unas internas
    dentro del poder, que va a haber
    ambiciones por lograr el poder y eso va
    a repercutir en un cambio paulatino del sistema. Creo que tiene que
    haber un gobierno de transición y que debe formarse una comisión de la
    verdad y reconciliación".

    http://www.infobae.com/contenidos/314275-100439-0-La-represi%C3%B3n-aument%C3%B3-fuerte-Cuba-Ra%C3%BAl-Castro

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *