Dangerousness
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Carta de Las Damas de Blanco a Primer a Sr. Dominique De-Villepin, Primer Ministro de la República de Francia

    Carta de Las Damas de Blanco a Primer a Sr. Dominique De-Villepin,
    Primer Ministro de la República de Francia
    2007-03-16.

    La Habana, 16 de marzo de 2007

    Sr. Dominique De-Villepin

    Primer Ministro
    República de Francia.

    Estimado Sr: De-Villepin.

    Nosotras Las Damas de Blanco, esposas, madres, hijas y familiares de los
    75 prisioneros de conciencia arrestados por el Gobierno de Cuba, los
    días 18, 19 y 20 de marzo de 2003, por pretender ejercer sus derechos a
    la libertad de expresión y condenados a penas de hasta 28 años,

    nos dirigimos a Ud. para solicitarle que interceda ante las autoridades
    de Cuba, al conmemorarse el cuarto aniversario de sus injustos
    cautiverio y sean puestos en libertad inmediata e incondicionalmente los
    59 que aún permanecen en prisión, por ser inocente de los supuestos
    delitos que han sido acusados. Reconocemos que son culpables, pero
    culpables de pretender que se respeten los derechos humanos en nuestro
    país y de amar incondicionalmente a Cuba, nuestra querida Patria.

    Las condiciones carcelarias a las que están sometidos son crueles e
    inhumanas, los mantienen junto a reos comunes de alta peligrosidad, a
    cientos de kilómetros de nuestros hogares, no reciben asistencia médica
    adecuada. La mayoría padece enfermedades adquiridas en presidio o
    agudizadas por él, y en algunos casos, sus vidas corren peligro. El 10
    de enero del presente año, Miguel Valdés Tamayo, falleció en un hospital
    de La Habana, convirtiéndose en el primer mártir de los 75.

    Los 75 fueron declarados prisioneros de conciencia por Amnistía
    Internacional en junio de 2003, y el Grupo de Trabajo sobre la Detención
    Arbitraria de la Organización de las Naciones Unidas consideró en su
    Opinión No. 9/2003, que habían sido detenidos arbitrariamente y en
    contravención con lo dispuesto en los artículos 19, 20 y 21 de la
    Declaración Universal de los Derechos Humanos (VEASE E/ CN.4/2oo4/3). No
    se les aplican las Normas Mínimas de Tratamiento a Prisioneros de las
    Naciones Unidas, ni se permite el acceso de organizaciones
    internacionales de derechos humanos, como la Cruz Roja Internacional.

    Tenemos grandes esperanzas que con la intercesión de su gobierno,
    organizaciones no gubernamentales, personalidades de todas las esferas,
    puedan taladrar los corazones de los gobernantes cubanos y poner fin al
    injusto encarcelamiento, dolor y sufrimiento de ellos y nuestras familias.

    Reciba el testimonio de nuestra más alta consideración y respeto.

    DAMAS DE BLANCO.

    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=9179

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *