Dangerousness
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Escasean abogados defensores en Cuba

    SOCIEDAD
    Escasean abogados defensores en Cuba

    LA HABANA, Cuba – 5 de mayo (Jaime Leygonier / www.cubanet.org) – Los
    abogados evitan -e incluso se niegan- defender a los acusados por el
    gobierno, pues consideran inútil y hasta peligroso para sí mismos actuar
    como defensores.

    Familiares de detenidos manifiestan que quien solicita los servicios de
    un abogado defensor para acusados de “peligrosidad social” y, sobre
    todo, de causas políticas, debe correr de bufete en bufete hasta dar con
    un abogado que acepte el contrato.

    Esta situación trae como consecuencia que aumente el número de
    enjuiciados sin defensa -ni siquiera un abogado de oficio- durante la
    vista. Por otra parte, son casi nulos los recursos con que cuentan los
    abogados defensores para cumplir su cometido. Los jueces les conceden
    unos pocos minutos, y su desempeño como defensores frustra a los defendidos.

    En Cuba, a los abogados les está prohibido ejercer su carrera en forma
    independiente. Solamente pueden atender a sus clientes en oficinas
    estatales llamadas “bufetes populares”, donde el estado se apropia del
    grueso de los honorarios, pagados según tarifa establecida por el propio
    estado. Por cada caso que tramite, el abogado recibe sólo 15 pesos.

    Los abogados carecen de automóvil, de tiempo, de respeto, de garantías
    para sus defendidos. Los acusados son juzgados de prisa y sin garantías
    procesales.

    El defensor se siente presionado a no “excederse” en su defensa, algo
    evidente cuando, en cumplimiento de una consigna, ocurren redadas
    masivas de trabajadores por cuenta propia o de jóvenes acusados de
    “peligrosidad social”.

    “La fiscalía no tiene que demostrar con pruebas el delito”, señala un
    abogado. “Basta lo dicho por un policía, que se basa muchas veces en
    informes del Comité de Defensa de la Revolución, sin comprobación de
    veracidad. Basta la ojeriza de un vecino o los chismes de una vecina
    para destruir una vida”.

    http://www.cubanet.org/CNews/y06/may06/08a3.htm

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *