Dangerousness
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Carta abierta a Castro por Nelson Aguiar

    Carta abierta a Castro por Nelson Aguiar

    Ciudad La Habana, 9 de mayo de 2006

    Carta Abierta

    Sr. Fidel Castro Ruz
    Presidente del Consejo de Estado de la República de Cuba.

    Opinión pública nacional e internacional

    Me presenté en el Consejo de Estado para entregar una carta dirigida a
    usted y sus funcionarios, no me quisieron atender y tuve que retirarme
    sin entregarla mientras otros ciudadanos pasaron sin objeción alguna.

    Por este motivo me he visto obligada a hacerla pública para que la misma
    llegue a su conocimiento aunque sea por esta vía.

    Nota: Adjunto carta que debían haber recibido el día 8 de mayo de 2006

    Dolia Leal Francisco
    Dama de Blanco – Premio Sajarov 2005
    ———————–

    Carta abierta de Fidel Castro sobre Nelson Aguiar

    Ciudad de la Habana. 8 de mayo de 2006

    Señor Fidel Castro Ruz

    Presidente de los Consejos de Estados de la República de Cuba

    Señor Presidente.

    Soy Dolia Leal Francisco, Dama de Blanco Premio Sajarov 2005 y esposa
    del preso de conciencia Nelson Aguiar Ramírez
    <http://www.payolibre.addr.com/PRESO-%20Nelson%20Aguiar.htm>, que es uno
    de los pacíficos disidentes detenidos y sancionados en marzo de 2003.

    Le he dirigido a usted varias cartas, pero nunca he recibido respuesta,
    la última fue el 6 de enero del año en curso, pero los militares del
    Consejo de Estado me impidieron entregarla y me vi obligada hacerla publica.

    En esa carta yo le pedía a usted que le concediera a mi esposo una
    Licencia Extra-penal que está contemplada en el Código Penal actual, por
    los graves problemas de salud que presenta Nelson.

    Le vuelvo a escribir ahora, porque la situación que presenta mi esposo
    es más grave aún, para que usted tenga conocimiento de lo que están
    haciendo sus subordinados de la Sección 21 de Inteligencia cubana.

    En las cartas anteriores le decía que el 30 de noviembre de 2004 mi
    esposo fue trasladado de la prisión de Bayamo, Provincia Granma para el
    Hospital Nacional de Reclusos del Combinado del Este en la Habana, donde
    fue intervenido quirúrgicamente de una hernia epigástrica el 3 de
    diciembre de 2004 y que desgraciadamente se reprodujo a los pocos días
    de estar operado. Yo hice gestiones por su grave problema de salud
    resultando trasladado el 27 de junio de 2005 para el Hospital Militar
    Carlos J. Finlay, donde fue operado allí por segunda ves el 18 de julio
    de 2005, pero debido al daño causado y la debilidad de sus tejidos
    envejecidos, la operación no fue exitosa, y se encuentra ahora
    invalidado de levantar peso, doblar el torso hacia adelante, recoger
    algo del piso, o ponerse los zapatos, por lo que ha quedado incapacitado
    de llevar una existencia normal de por vida.

    Además de esta gravísima situación de salud, en su Historia Clínica se
    encuentra reflejado las patologías siguientes:
    – Artrosis degenerativa avanzada
    – Hernia discal L3, L4 y L4, L5.
    – Hipertensión arterial crónica
    – Insuficiencia venosa
    – Temblor esencial en ambas manos
    – Paredes finas de la vesícula
    – Hiperplasia prostática grado I y calcificación
    – Esteatosis hepática

    Debido al padecimiento de la artrosis degenerativa avanzada, pierde
    frecuentemente la estabilidad le da vértigo, producto de lo cual el 11
    de diciembre de 2005 se fracturó el brazo izquierdo y se dislocó el
    hombro, por lo que está sufriendo fortísimo dolores. La artrosis tan
    avanzada que tiene, le afectó el oído interno, y todo esto es debido a
    los dos años que pasó en una celda pequeña, húmeda, sin coger sol ni
    poder caminar.
    Pero ¿Qué ha sucedido?, pues el día 4 de mayo de 2006 cuando llegué al
    Hospital Militar para ver a mi esposo y entregarle sus medicinas, me
    enteré que lo habían trasladado inesperadamente y a toda carrera para la
    prisión Combinado del Este, donde está conviviendo en una celda con
    varios presos comunes, posiblemente algunos de ellos de alta
    peligrosidad y donde no existen las condiciones mínimas requeridas para
    su enfermedad.

    Este traslado hacia la prisión ha sido en cumplimiento de las reiteradas
    amenazas que me han hecho los oficiales de la Seguridad: Samper, Marcos,
    David, Jorge, Randy, porque yo participo en actividades con las Damas de
    Blanco. Yo considero que es cruel, inhumano e injusto que tenga que
    pagar mi esposo tan enfermo por mis actividades pacificas; es mi deber,
    obligación participar con las Damas de Blanco, a partir de la detención
    del Grupo de los 75, donde sólo pedimos la libertad de nuestros esposos
    encarcelados injustamente.

    En el Hospital Militar, donde permaneció Nelson 11 meses ingresado
    recibió una atención médica adecuada a sus patologías por existir en
    dicho Hospital todas las condiciones y especialistas necesarios.

    Mi angustia es que en el Combinado del Este no existen las condiciones
    antes referidas, y Nelson tiene una porción interior que no se pudo
    cerrar en la segunda operación, por lo dañado y debilidad de sus
    tejidos, que sólo lo cubre una ligera malla, por lo que cualquier golpe,
    empujón, caída o agacharse al piso, sus visceras se le saldrían otra
    vez, trayendo para él nefastas consecuencias.

    En cartas anteriores le narraba a usted la golpiza que le dieron a mi
    esposo en la provincia de Guantánamo antes de operarse. Es tanta mi
    aflicción que no me deja vivir de pensar que ahora en el estado tan
    delicado de salud que tiene Nelson lo vuelvan a golpear, trayendo como
    consecuencia la pérdida de su vida.

    ¿Por qué tanto horror, tanta crueldad? No basta tener a Nelson preso en
    condiciones tan mala de salud sino que ahora se encuentra también en
    peligro mortal en la prisión Combinado del Este.

    Por todo esto reitero mi anterior pedido de que se le conceda a mi
    esposo una Licencia Extra penal.

    Señor Presidente, como máxima autoridad de este país, en sus manos está
    la solución de este aterrador problema, no permita usted que muera mi
    esposo.

    Respetuosamente,

    Dolia Leal Francisco
    Dama de Blanco
    Premio Sajarov 2005

    Calle 28 apto 15 entre 17 y 19 Vedado, Ciudad la Habana
    cc: Dirección General de Cárceles y Prisiones
    Ministerio del Interior
    Fiscalía Militar
    Amnistía Internacional
    Human Right Watch

    http://www.bitacoracubana.com/desdecuba/portada2.php?id=1998

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *