Dangerousness
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    El numero de presos políticos en Cuba aumento sensiblemente en 2005

    TRAS EL CAMBIO EN LA POLÍTICA DE LA UE IMPULSADO POR ZAPATERO
    El número de presos políticos en Cuba aumentó sensiblemente en 2005
    La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), declarada ilegal por la dictadura castrista, revela en un informe difundido este miércoles que el número de presos políticos en Cuba aumentó el pasado año hasta 333 frente a los 294 de 2004.  El informe destaca que el número de presos puede ser mucho mayor, debido a las dificultades para acceder al “enorme sistema carcelario” cubano. Estos datos corroboran el empeoramiento de la situación de los Derechos Humanos, tras el cambio de la política de la UE impulsada por el Gobierno español.

    L D (Agencias) El Gobierno de Zapatero impulsó en el seno de la UE un cambio de política hacia la dictadura castrista. Suspendió las sanciones y apostó por el diálogo con las autoridades del régimen. Los primeros balances del año 2005 confirman que coincidiendo con este cambio de política de la UE, impulsada por Zapatero, la situación de los Derechos humanos en la isla no ha hecho más que empeorar.

    Al incremento considerable de los balseros que tratan de huir en la isla interceptados en Florida, y las numerosas denuncias del incremento de la represión en la isla, se ha sumado este informe. La CCDHRN indica que en 2005 un total de 53 personas fueron condenadas o procesadas por motivos políticos y 14 fueron excarceladas.

    Además, el informe resalta que la “lista parcial” elaborada por la Comisión “reconoce la posibilidad cierta” de que haya un número mayor de presos políticos, ya que las organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos no tienen libre acceso al “enorme sistema carcelario de Cuba”.

    La relación de detenidos, hecha en base al contacto directo con los familiares, distingue entre presos políticos procesados o condenados por delitos político-sociales, que abarca figuras como la emigración ilegal y el ingreso ilegal de personas armadas con fines violentos, y delitos de conciencia. En esta última categoría, referida a presos políticos que “no han empleado ninguna forma de violencia ni han abogado por ello”, figuran 64 personas, número reconocido por la organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI). De ellas, doce están fuera de prisión con una “precaria licencia extra penal” y cuatro bajo libertad condicional, afirma la organización, al indicar que al no haber sido liberados “incondicionalmente”, como reclaman, entre otras organizaciones, AI, resulta “razonable” considerarlos personas que cumplen condena.

    Los datos de 2005 muestran una subida sobre la cifra de presos políticos de 2004 y los 315 de 2003, el peor año para la disidencia cubana en los últimos tiempos. En ese año fueron condenadas 75 personas a penas de hasta 28 años de cárcel acusadas por la dictadura de conspirar con EEUU, atentar contra la independencia del Estado y socavar los principios de la revolución.

    La CCDHRN anuncia en el informe que en las próximas semanas propondrá a varias decenas de detenidos para que sean considerados por las organizaciones internacionales bajo esta categoría. La Comisión destaca que en 2005 “se hizo más evidente la tendencia a encarcelar disidentes bajo el cargo de peligrosidad predelictiva”, figura bajo la cual fueron detenidos “miles de cubanos”, incluyendo “varias decenas de disidentes”.

    Por otra parte, afirma que en el segundo semestre del año se produjo la “reanudación sistemática de los actos de repudio”. Hubo más de medio centenar de estos actos represivos que la organización considera una “forma parapolicial de represión e intimidación contra pacíficos disidentes”. Este tipo de actos, de acuerdo a “investigaciones” de la CCDHRN, implican la movilización de decenas de personas para agredir verbal o físicamente a “pacíficos disidentes” de forma coordinada por parte de órganos del Estado.

    La dictadura cubana dice que este tipo de incidentes no están organizados y que se deben únicamente a “acciones espontáneas de las masas revolucionarias”. La CCDHRN puntualiza que, a diferencia de la “pésima situación” en cuanto a los derechos civiles, políticos y económicos, la dictadura castrista continúa garantizando ciertos servicios sociales y es “notorio” que existen escuelas y maestros para todos los niños y el acceso a servicios de salud de manera “relativamente expedita”.

    Según la Comisión, el número total de detenidos en cárceles cubanas por todo tipo de delitos se sitúa entre las 80.000 y 100.000 personas, de una población de 11,2 millones.

     

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *